La despensa de tu viaje

Cuando me preguntan sobre los placeres de la vida solo se me vienen a la mente dos cosas: comer y viajar.

Sentimos que nuestra vida apenas comienza cuando emprendemos una aventura llena de emociones, pero seamos honestos cuando me dicen: “viajar” lo primero que hago es buscar aquel repertorio de comidas típicas y sobretodo los encantos del dulce que caigo perpleja y no hay marcha atrás. Sé que me leo un poco dramática, pero para mí los alimentos es el pan nuestro de cada día y la reacción que ocasiona en nuestro cuerpo es un lienzo que comienzo a pintar hasta que descifro el sentimiento que me causa.

Para muchos resulta incluso tormentoso ya que sabemos que hemos puesto esta linda experiencia en una categoría no agradable para nuestro cuerpo debido a los excesos que podríamos tener. Sin embargo, existe un equilibrio entre un alma viajera y su despensa ¿? Claro que SI y mil veces SI.

Parto siempre comentando en que debemos conocer nuestro cuerpo y escuchar esa vocecita que está en medio del impulso y la razón, esto es primordial y créanme que funciona. Siempre tenemos opciones saludables a nuestro alcance que aveces hasta resultan más económicas, más si solo vamos con nuestra mochila: frutas de temporada para los snacks, siempre llevar nuestra agua para no caer en bebidas saborizadas repletas de azúcar o en el peor de los casos refrescos o té de limón que suelen tener potenciadores de sabor que afectan directamente nuestra circulación. Una regla sencilla es que, si bien es cierto tener presente nuestras tres comidas principales, no deberíamos pasar largas horas sin comer ya que esto nos hará escoger lo primero que encontremos y les aseguro que caeremos en la trampa visual donde entre más te sirvas mejor y es que es aquí donde echamos a perder el plan en las “porciones”.

Ejemplo: Sí tu problema es el desayuno porque tienes muy poco tiempo puedes optar por un emparedado de jamón (si es de pavo es mejor ya que contiene menor cantidad de sodio) con un mix de lechugas, tomate, pepino, aceitunas negras, avocado, pimienta y una cdta de aceite de oliva.

Luego de un par de horas sentirás que sientes hambre y es porque tu estomago ya se vació. Es por eso que recomiendan comer cada 3 horas. Una opción perfecta para tu primer snacks puede ser una fruta o algún puñado de frutos secos, IMPORTANTE:  siempre vienen en presentaciones o muy dulces o muy saladas lo ideal es que estén en su estado natural sin ser alteradas, y si fue imposible y solo conseguiste maní con sal opta por consumir un poco más de agua así la retención de agua no sea tan agresiva.

Como estamos hablando de una agenda viajera un almuerzo puede ser alguna comida típica que desees comer con todas tus fuerzas; Y lo escribo de esta forma porque disfrutar de la diversidad culinaria es una de las cosas que más vas a recordar del recorrido. Así que está bien, solo toma en cuenta las porciones y no abuses del momento, la idea en general es estar a gusto y no quedar excesivamente lleno para que luego tu digestión no sea tan pesada. Come pausado, mastica y disfruta cada bocado.

Cuando entramos en la recta final del día solemos ponernos muy creativos queremos salir, beber y comer. Esto formara parte de tu estadía probablemente todos los días. No obstante, uno de los factores más perjudiciales para la acumulación de grasa en nuestro organismo es el alcohol, mi recomendación es moderar este aspecto 2 tragos para un disfrute social. Y sé muy bien que me dirán que soy aburrida que las personas quizás se burlen de ti, que ser fitness es una tortura pero recuerda que el bienestar de tu organismo está en tus manos, no se trata de no pasarla bien, se basa en que tenemos que aprender a moderar nuestros excesos. Si creamos una estrategia organizada podrías incluso comer el dulce que tanto anhelas, ya que viajar aporta un gran gasto calórico que sin duda puede favorecerte ya que estas en constante movimiento y solo necesitas tomas decisiones conscientes de lo que ponemos en nuestro paladar.

Así que, si vas a viajar y tendrás varios destinos toma en cuenta que:

  • No uses la sal de mesa.
  • No consumas alimentos fritos, opta por asados, al vapor o a la parrilla.
  • No consumas mayonesa (solo kétchup 2 cdas y 1 cda de mostaza).
  • No ingieras bebidas saborizadas como: refrescos, jugos con exceso de azúcar. Opta por infusiones frías naturales endulzadas con stevia.
  • Toma agua.
  • Controla las porciones.
  • No te excedas con las bebidas alcohólicas.
  • Evita los enlatados
  • Cuídate de los productos light o fat free (opta por frutas y opciones orgánicas).
  • Camina por lo menos 45min al día.
  • Duerme bien.

Estas recomendaciones no solo son favorables para tu travesía sino también para tu vida diaria. Recuerda que una mente feliz requiere de un cuerpo feliz y que comer bien no es de lunes a viernes sino para toda la vida.

Si te gusto estas recomendaciones y quieres saber más sobre como cuidarte visita mi blog Julesnopolis, recuerda que para poder cumplir ese sueño de viajar por todo el mundo debes tener salud y esto está en tus manos.

 Jules

Click Here to Leave a Comment Below

elblogdekati - Octubre 26, 2017

Excelentes recomendaciones, a veces nos volvemos locos en los viajes y llegamos con un montón de kilos que cuestan un mundo bajar. Podemos disfrutar sin excedernos.

Reply
queestendencia - Octubre 27, 2017

Me encantaron los tips viajeros y definitivamente comparto! comer y viajar es lo mejor del mundo!

Reply
Juliana Guerrero - Octubre 28, 2017

Gracias por esta linda oportunidad Ale! Eres una persona increíble.. Y estoy muy contenta de poder haber hecho esta colaboración!

La primera de muchas!

Un besote!

Reply
yaimarperez - Noviembre 1, 2017

Qué buena colaboración! Esta idea me dejo encantada. Qué buenos tips los de Juli, aunque confieso que no los he cumplido durante mis viajes jaja. Pero de ahora en adelante los tomaré en cuenta.

Besitos…
Yaimar Pérez

http://yaimarperez.blogspot.com/

Reply
tomates en mi jardin - Noviembre 4, 2017

Wow… Sí… Hay que cuidarse en todo tiempo y de viaje pues también sobre todo cuando nos exponemos a platillos a los que no estamos acostumbrados, si no somos precavidos podríamos pasarla mal. En lo particular antes de viajar tomo muchas precauciones de salud, de manera que me pueda permitir los pecadillos gastronómicos propios de las vacaciones… Excelente post !!!

Reply
Leave a Reply: