Lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo de vivir en el extranjero

Lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo de vivir en el extranjero

Hace más de un año y medio que no voy a mi país de origen. Salí buscando oportunidades y también buscándome porque en Colombia no me había podido encontrar. Realmente no estaba preparada para todas las experiencias que he tenido durante este tiempo y que seguiré teniendo mientras viva por estas tierra ajenas al caribe.
Por que se que muchas personas en este momento deben estar pensando en irse a vivir a otro lado lejos de casa, o quizás ya tienen todo listo y solo estas esperando el día, o personas que no sepan si es la mejor decision. He querido dejarles lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo; basado en mi experiencia, de vivir en el extranjero.

Empecemos siempre por lo positivo:

LO BUENO

Vivir en el extranjero es la mejor opción para abrir tu mente, retarte a ti mismo y poner aprueba tus capacidades de adaptación, positivismo y aprendizaje, sobretodo si te vas solo.

Llegar a un país completamente nuevo o que conocías solo como turista es toda una aventura donde vas a apreciar las cosas que antes ni siquiera notabas. Yo al llegar a Hungría me sentí como un pez de acuario que acaba de ser soltado en el mar, no sabia ni a donde mirar y empece a apreciar los detalles mas mínimos. Hasta el día de hoy me sigo fijando siempre en todos los detalles de cada lugar que conozco, en como hablan las personas, como suena cada idioma y me emociono cuando escucho español en la calle o puedo entender alguna palabra del idioma que antes me parecía indescifrable.

Tendrás muchas primeras veces, como yo y mi primer otoño, invierno, primavera y verano; mi primera vez viendo caer nieve o mi primera vez recogiendo hojas secas de mil colores. Realmente depende de ti si estas primeras experiencias las tomas como algo positivo y te conviertes en un niño de nuevo aprendiendo a reconocer el ambiente o si por lo contrario empiezas a odiar todo. Recuerden siempre que todo esta en nosotros mismos.

Lo mejor es que nunca volverás a ser la misma persona que se fue un día, sino que luego de vivir un tiempo en este nuevo ambiente empezaras a notar mejoras en tu ser sobretodo madurez en tus acciones y pensamiento.

LO MALO

Te sentiras perdido durante mucho tiempo, tendrás que luchar para no caer en depresión en algunos momentos y las fechas especiales en tu país que antes no te importaban ahora serán como un espacio vacío en tu ser. No todo es color de rosas, realmente en algunos momentos va a parecer que todo es más malo que bueno y el pensamiento de volver o cuestionarte porque te fuiste no va a faltar.

Si emigras a un país donde no hablas el idioma nativo las cosas serán más complicadas ya que las relaciones interpersonales te tomarán más tiempo y entender la cultura puede terminar siendo todo un rompecabezas pero no te desesperes, lo lograrás. La adaptación cultural es complicada, va a exigir mucho positivismo de tu parte y compromiso también. No cerrarte a la cultura a pesar de no sentirme muy cómodo al inicio es muy importante, cuando logres entender más el ambiente donde vives vas a ver que no todo es malo y sobretodo, no todo es tan diferente como parecía al inicio.

Todos los expatriados pasamos por momentos tristes o de angustia donde no queremos saber nada más de donde vivimos sino solamente sentirnos en nuestro hogar, es algo común y todos salimos adelante si eso es lo que nos proponemos. No te cierres a la nueva sociedad a la que te ves enfrentado. Aprende el idioma lo más rápido que puedas o por lo menos algunas palabras para poder comunicarte a un nivel básico; rodéate tanto de personas locales como de expatriados. Comparte con tu nuevo mundo las bellezas de tu país de origen y abre tu mente y corazón para aprender sobre lo hermoso que es este nuevo país.

Realmente todo depende de ti mismo, existirán momentos malos y momentos en los que querrás regresarte, pero no existían momentos así en tu país también? donde querías quedarte para siempre en tu hogar y otros donde querías salir corriendo? Ten siempre en tu mente tu objetivo, el porque te fuiste, y guía según esto tus acciones, tu energía y tu positivismo.

LO BONITO

Encontrarás personas que iluminarán tu vida y corazón de formas que nunca imaginaste.

Al ser un expatriado realmente terminas siendo parte de la comunidad internacional y gracias a ellos conocerás todas las culturas, nacionalidades y formas de pensar que existen en la tierra. Serás mucho más tolerante, aprenderás muchísimo, seguramente terminaras con amigos regados por todos los continentes. Es hermoso ver como cada persona que conoces deja una huella en tu corazón y cambia tu perspectiva de la vida, como los amigos que haces son de esos que siempre estarán contigo, como el encuentro mas insignificante puede ser extremadamente poderoso. Vas a terminar formando tu familia fuera de casa, aprenderás a sentirte en tu hogar por fuera de él y finalmente entenderás que tu lugar es donde tu mente y corazón se unen.

He pasado tantas fechas especiales junto a amigos que hice los primeros días en mi nuevo país que ya son mi familia. Conseguí una persona hermosa que es mi roca, mi amor y mi compañero. He aprendido a querer la ciudad donde vivo como si hubiera nacido aquí, ahora entiendo las costumbres no solo húngaras sino europeas, árabes, indias, rusas, mundiales. Hoy se que el mundo que me rodea no es imposible de conocer, que mis sueños se irán cumpliendo si lucho por ellos y que todo con pasión y trabajo se hará realidad, y que nada, absolutamente nada, pasa solo (ni siquiera la ropa se lava sola :D)

LO FEO

Cosas básicas serán un reto como hacer mercado, comprar el tiquete del transporte publico, encontrar una dirección, ir al medico, abrir tu propio negocio. Tendrás malos entendidos facilmente por las diferencias culturales y de idioma si existen, no en todos lados del mundo las actitudes, tonos o señales que hacemos al hablar se interpretan de la misma manera.

Finalmente al pasar mucho tiempo por fuera de tu país de origen nunca podrás regresar del todo, tu personalidad y perspectiva del mundo va a cambiar tanto que al volver te sentirás como un extranjero en tu propio sitio. Pero la buena noticia es que también habrás aprendido y madurado tanto que sabras que tu hogar esta donde tu mismo quieres y no solo en esa version entre medio de la memoria de tu infancia.


13 thoughts on “Lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo de vivir en el extranjero”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.